Vivencias

Definitivamente “ El Amor “, lo puede todo. La Dra. María Luisa piraquive, nos lo ha demostrado con hechos, como es el haberse dignado escribir el libro Vivencias;  ella es muy reservada, es humilde y sencilla. Tal como lo describe el Prologuista, el Dr. Carlos Alberto Baena López, destacando la hazaña que para ella representó el descubrir sus hermosas y edificantes experiencias, para instruirnos, para enseñarnos Doctrina, como lo hiciera por ejemplo el apóstol Pablo en sus epístolas, razón por la cual es una enorme bendición que lo tengamos en nuestras manos y, que sin lugar a dudas en un “ tesoro invaluable “ para nuestras generaciones, por lo grande de su naturaleza.

Este maravilloso libro nos permite conocer esos corazones íntegros, con algunas palabras del Hermano Luis Eduardo Moreno y de la Dra. María Luisa, en torno al oficio que Dios les entregó: Un siervo es aquel que se pone en manos de la persona a quien le sirve, es aquel que se entrega completamente sin protestar, para que su Señor se sienta complacido.

También: Todo lo que hagamos tiene sentido en la vida siempre que Dios se agrade de nosotros, que nuestras hermanas y que nuestros hermanos sientan que estamos a su lado, que les servimos. De manera que la gran enseñanza del apóstol Pablo es que nos convirtamos en siervos, pero no en siervos de nuestra personalidad ni en siervos de nuestro yo personal, porque sería una tragedia humana.

Ella puntualiza: Yo soy la sierva de ustedes, soy la esclava de todos mis hermanos; por tanto las personas que no conocen lo que esto representa y se equivocan al decir (Tan bueno ser el Siervo o la Sierva, pero no imaginan lo que atrás se encuentra).

La  Dra. María Luisa no tiene vida privada. Ella suele ser en ocasiones muy realista, por lo cual lo que escribió para nosotros, en algunos apartes podrá verse muy directo, pero así es como se aprende, pues el propósito del libro es Enseñar Doctrina.

 

Podemos apreciar el Libro de Vivencias, desde diferentes puntos de vista:

  • Como Herramienta de Consulta ( Hay Doctrina Pura del Dios Viviente ).
  • Soporte Espiritual en las múltiples facetas de la mujer en el hogar, ahí encontramos “La Paciencia“, como arma impenetrable para el triunfo y la victoria en el hogar, en el aspecto material y espiritual.
  • Manual de Instrucciones, para la crianza de nuestros hijos; trato personal entre parejas o entre amigos.

Lo admirable y cautivante es la sencillez y claridad de su contenido, es justamente la “Inspiración Divina”, por ello Usted hermano, hermana, jóvenes, niños, niñas, amigos y público en general, al momento de obtener este valioso instrumento, nos dará la razón:

No hay palabras para describir su grandeza, su incalculable aporte porque no es la opinión la que cuenta, sino el ejemplo y, esto es lo que caracteriza a la Autora  Escritora del Libro de  “Vivencias”, La Dra. María Luisa Piraquive, Sierva de Dios.