Palabras durante el reconocimiento Alcaldía de Murindo – María Luisa Piraquive

Salmo 30 (Parte 3)
23 octubre, 2018
La Fundación María Luisa de Moreno entrega ayudas en Barinas, Venezuela
25 octubre, 2018

Palabras durante el reconocimiento Alcaldía de Murindo – María Luisa Piraquive

Doctora María Luisa Piraquive:
“Estoy muy contenta, no tanto por los premios que uno deba recibir en la vida, por un favor o por un gesto de amor o misericordia que uno quiera hacer a la gente. Uno no desea recibir nada a cambio sino siempre dar, sin embargo les agradezco mucho su cariño, sus obsequios, las condecoraciones. ”

“Es muy lindo servir, es muy lindo hacer las labores de servicio social o de salud, de la índole que sea, es muy hermoso servirle a la gente, a quien quiera que sea, yo pienso que ese es el regalo mas grande que nosotros podemos recibir, o las gracias mas profundas que podamos oír, es la sonrisa, o el gesto de una persona beneficiada, ver que ellos piensan que alguien se acuerda de ellos, que no están tan olvidados así sea en lugares recónditos del país, pero que alguien se acordó de ellos y fueron allí a verlos y a darles una ayuda, y una sonrisa, y un trabajo de cualquier profesión que es lo que la fundación esta ofreciendo de diferentes ramas ofreciéndole a la comunidad esos servicios, entonces la gente sonríe y la gente agradece, yo creo que ese es el regalo mas grande que nosotros recibimos, ver el agradecimiento y la sonrisa de una persona.

“Yo le doy gracias a todos ustedes, le doy gracias al señor alcalde del municipio de Murindo y también a su comitiva que vino con usted, muchas gracias a su esposa, y todo esto nos insta a nosotros para seguir en la lucha para seguir en el trabajo, entonces es muy hermoso este trabajo, este trabajo así en equipo, este trabajo que se realiza gracias a todos ustedes los que trabajan aquí en la fundación que lo hacen con amor y con cariño. También le damos gracias a Dios que es el autor de esta fundación porque él fue el que ordenó que había que había que reestructurar la fundación porque él iba a estar abriendo puertas de bendición para muchos, no solamente para la gente que conoce a Dios sino para la misma gente afuera que no conocen de Dios que sepan que si hay gente, que hay gente de corazón y que ama, y que hacen su trabajo con todo el cariño para que ellos también se contagien de ese amor que nosotros tenemos para todos, el mundo se contagia también de nosotros”